Cientos de personas acompañaron un Vía Crucis renovado, que resurgió así en su 22º edición

Trillo terminó la Semana Santa con un balance más que positivo, debido al gran número de visitantes que colmaron el municipio durante estos días de fiesta, en los que, además, el buen tiempo acompañó a todos y cada uno de los actos programados por el Ayuntamiento del municipio. Tanto las actividades religiosas como las culturales organizadas aprovechando la semana festiva contaron con un amplio seguimiento, y, además, también se pudo ver a un elevado número de visitantes y turistas recorriendo las calles y rincones más pintorescos de la localidad.

Así, la Oficina de Turismo registró un total de 157 consultas entre el 10 y el 17 de abril, si bien, como apuntan desde la entidad, no todos los visitantes realizan parada en dicha oficina turística. La mayoría procedentes de Madrid (77), Guadalajara, Barcelona, Cuenca y Cáceres, suele tratarse de visitantes que realizan parada en Trillo en su viaje por toda la comarca alcarreña y del Alto Tajo.

El programa de Semana Santa arrancaba con la presentación de la revista digital ‘Alkalathem’, una iniciativa de carácter divulgativo y científico que pretende convertirse en faro de las investigaciones históricas y arqueológicas que se realicen en el entorno de Trillo y las Tetas de Viana, una zona “virgen” en este sentido, como apuntaron sus autores, Antonio Batanero, Israel Alcón, Juan Carlos Batanero y Gabriel Muñoz, que detallaron la estructura y secciones de la nueva publicación, que, de momento, sólo podrá consultarse online, salvo algunos ejemplares en papel que quedarán para préstamo en la Biblioteca municipal trillana.

Los actos religiosos arrancaron con Trillo vestido de gala para celebrar el Domingo de Ramos. Como es tradicional, la ermita de San Roque acogió la bendición de los ramos de olivo. Desde allí, en procesión, los fieles acudieron hasta la parroquia de la Asunción, donde se celebró la Santa Misa.

El Jueves Santo, 13 de abril, comenzaría el grueso de los actos religiosos tradicionales y más seguidos de estas fechas. Así, a las 17.30 horas, la parroquia acogería la representación de la tradicional Cena del Señor, donde Jesús llevó a cabo el lavado de pies a sus 12 apóstoles. Con las imágenes ya presentes en la iglesia trillana, tras haber sido trasladadas allí por los fieles, ya por la noche, se celebró una Vigilia de Adoración ante el Santísimo Sacramento.

Nuevo rostro de Jesús en la Pasión Viviente

La mañana de Viernes Santo aguardaba el plato fuerte de la Semana Santa en Trillo, la representación de los Juicios contra Jesús y el Vía Crucis, la Pasión Viviente, que, este año, además, resurgía con nuevas caras e incorporaciones. La más importante, la de Jesucristo, que tras décadas representada por Ernesto Lorenzo, era encarnada por Pablo Sartorius, un joven religioso miembro de la comunidad actualmente asentada en el sanatorio de Trillo, que ha querido contribuir y colaborar con esta tradición eclesiástica, dando continuidad a su representación. La iglesia lucía llena para presenciar los juicios contra Jesús. La veteranía, experiencia y el buen hacer de una gran parte de los participantes en la Pasión Viviente junto a la frescura, juventud e ilusión de las nuevas incorporaciones hicieron de esta representación, que alcanzó así su vigésimo segunda edición, una de las mejor ejecutadas. El buen tiempo también incrementó la buena sensación final de esta edición de la Pasión Viviente.

La plaza Mayor aguardaba repleta la salida del Vía Crucis, cuyas primeras estaciones se escenificarían en el propio emplazamiento, ante la atenta mirada y el respeto de más de 500 personas. Trillanos y visitantes siguieron la agonía de Jesucristo en su caminar hacia la cruz, a través y a lo largo de sus 14 estaciones hasta llegar al paraje denominado El Calvario, acompañado de Simón, donde fenecería postrado en la cruz ante la amarga presencia de la Virgen, su madre, muy bien interpretada por una veterana Alicia Bachiller. Los jóvenes trillanos fueron los encargados, un año más, de portar sobre sus hombros el Santo Sepulcro del Señor de vuelta hasta la parroquia trillana, poniendo fin al afamado Vía Crucis.

Para reponer fuerzas tras el intenso calor vivido, el Ayuntamiento de Trillo repartió dulces típicos de Semana Santa al término del Vía Crucis: torrijas, rosquillas y vasos de zurracapote que endulzaron el mediodía a centenares de personas.

Recogimiento y contención en la procesión del Silencio

 

La procesión del Santo Entierro también gozó de una amplísima asistencia de personas, en este caso, en su mayoría trillanos y trillanas que año tras año participan en este paso tan arraigado en el municipio, en el que salen las cofradías del pueblo, las Hermanas de la Soledad y los cofrades de Jesús Nazareno. Niños, adultos y personas mayores unidos en una costumbre que se remonta muy atrás en el tiempo y que se hereda de generación en generación. La Banda de Tambores y Cornetas ‘Jesús de Nazareno’, con el resonar de sus instrumentos, contribuyó a hacer de esta procesión un momento aún más intenso, emotivo y respetuoso, en el que se trasladaron las imágenes de Jesús Nazareno, Jesús en la Cruz y el Santo Sepulcro hasta el camposanto de Trillo. Allí, acompañados por la Virgen de la Soledad, quedaron las tres imágenes, mientras que la de la Virgen fue dirigida hasta su ermita por las mujeres trillanas.

La oscuridad se volvió luz en la mañana del Domingo de Resurrección, en la que la Virgen volvió a encontrarse con su hijo resucitado en la tradicional procesión del Encuentro, que precede a la Santa Misa. Así terminaron los actos religiosos de una Semana Santa marcada por el buen tiempo y las altas temperaturas, en la que no se dejaron ver los paraguas pero sí los abanicos.

Toros y música

Mientras se desarrollaban los actos religiosos, también hubo tiempo para la cultura en Trillo. La del Jueves Santo fue una tarde de toros. Leo Valadez y Jesús Enrique Colombo, dos jóvenes novilleros, mexicano y venezolano, respectivamente, y asentados en España, donde triunfan y se hacen un hueco en el mundo taurino, respondieron a las preguntas de los aficionados trillanos. La conferencia, que fue organizada por la Peña Taurina Vacas por el Tajo, fue guiada por Antonio Lafuente y Manuel López, que actuaron como moderadores del coloquio y presentaron, realizando un breve recorrido biográfico, a ambas figuras.

Por su parte, la del Sábado Santo fue una tarde para la música, concretamente la de Raphael, a quien el artista Richard rindió un completo homenaje. Dos horas de repaso de una vida musical llena de éxitos, entre los que no faltaron algunos tan conocidos como Mi gran noche, Yo soy aquel, Balada triste de trompeta, Qué sabe nadie o Cuando tú no estás. Acompañado ocasionalmente por varias bailarinas, una segunda voz o una guitarra, el artista consiguió meterse al público de la Casa de la Cultura en el bolsillo, haciéndoles viajar en el tiempo hasta distintas décadas.

Desde el Ayuntamiento de Trillo realizan un balance positivo de estas pasadas fechas festivas en el municipio, unos días de reencuentros familiares y amistosos y de pasar tiempo disfrutando de todo lo bueno que ofrece el pueblo. “Nuestros bares han estado llenos, los parques también y por las calles se notaba mucha vida, mucho ambiente. Ojalá todo el año fuese así”, apuntaba Beatriz Muñoz, primer teniente de alcalde y concejala de Cultura. Junto a ello, el buen tiempo ha permitido que los visitantes hayan podido disfrutar de Trillo y su comarca y de la amplia oferta de naturaleza, senderismo, turismo activo y parajes que brinda su entorno y su comarca.

Calendario

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
8
9
11
13
14
15
21
23
24
25
26
27
28
29
30
31

Contacto

 Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  +34 949 81 50 30
  +34 949 81 53 16
 Plaza Mayor, 1

Síguenos en redes