Trillo y sus pedanías se convierten en un espacio 100% cardioprotegido

Trillo ya es un municipio 100% cardioprotegido. El Ayuntamiento de la localidad ha adquirido ocho equipos salvavidas, ocho desfibriladores que se han ubicado en el polideportivo municipal, el campo de fútbol, la piscina, el local de la calle Jardines y en los centros sociales de sus cuatro pedanías: Azañón, Morillejo, La Puerta y Viana. Junto al que ya existía en la propia Casa Consistorial, actualmente son nueve los desfibriladores disponibles. De este modo, todos los vecinos de Trillo y sus municipios adheridos cuentan con uno de estos dispositivos a menos de un kilómetro de sus domicilios.

La inversión total asciende a 12.680 euros, si bien la concejala de Deportes, Marta Pérez, considera que “toda inversión es pequeña si se trata de proporcionar a nuestros vecinos la posibilidad de una primera intervención de reanimación cardíaca ante una posible parada, activando así la cadena de supervivencia”. “En Trillo se realiza mucho deporte y queremos que se practique aún más, pero también queremos que se haga en las mejores condiciones tanto de instalaciones como de seguridad”, añade Pérez. “Considero muy importante contar con estos desfibriladores, indispensable”. Y es que la muerte súbita es la primera causa de mortalidad en el deporte.

Los técnicos de Proyecto Salvavidas han sido los encargados de instalar los dispositivos en los ocho puntos indicados esta misma semana, una tarea que apenas ha requerido trabajo, pues los equipos están preparados para colocarse en paredes o muros, a la vista y al alcance accesible de cualquier persona y ya listos para ser usados de forma muy sencilla, con sólo unos pocos pasos. “Ojalá no tengamos que usarlos nunca”, espera la concejala, quien señala que “pronto se impartirán cursos de formación para que los vecinos que así lo deseen puedan aprender a utilizar estos aparatos”.

Los desfibriladores son dispositivos que administran una descarga eléctrica al corazón a través de la pared torácica. Sus sensores integrados analizan el ritmo cardíaco del paciente, determinan cuándo es necesaria la desfibrilación y administran el nivel de intensidad apropiado a cada caso. “Su utilización es muy sencilla y nadie tiene que tener miedo a usarlos, algo con lo que nos encontramos a menudo”, explica Rubén Campo, fundador de Proyecto Salvavidas. “Aunque son equipos de fácil uso y muy seguros, aún hay muchas personas que tienen miedo a estos equipos”, añade.

Los dispositivos instalados en Trillo y sus pedanías son Desfibriladores Zoll, fabricados en EEUU y los únicos de 4ª generación. Son fáciles de utilizar, pues ofrecen mensajes de voz que hacen más sencillo su uso; su coste de mantenimiento es muy bajo; es el modelo que mejor adapta las descargas a cada tipo de paciente y, además, cuentan con un programa específico y adaptado para niños y neonatos –otros modelos, simplemente, disminuyen su intensidad-.

Calendario

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
5
6
7
8
9
11
12
13
14
20
21
22
24
25
26
27
28
29
30
31

Contacto

 Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  +34 949 81 50 30
  +34 949 81 53 16
 Plaza Mayor, 1

Síguenos en redes